Crecimiento del Comercio Electrónico impulsó a un sector de la logística que demandó 10.000 empleos

Un segmento de la logística empresaria se vio favorecido por el crecimiento exponencial del comercio electrónico durante la pandemia de coronavirus, que generó un aumento en la actividad de las compañías y la demanda de 10.000 empleos, señalaron a Télam referentes del sector.

«El impacto de la pandemia en la logística fue tremendamente desigual», indicó el director ejecutivo de Plaza Logística, Eduardo Bastitta, quien precisó que «hay sectores que cayeron a sus mínimos históricos y otros que alcanzaron sus máximos históricos».

Destacó que «todo el sistema de comercio electrónico demandó mano de obra de manera exponencial».

«Si uno toma las diez empresas más importantes vinculadas con el comercio electrónico se crearon más de 10.000 empleos, principalmente en perfiles como operarios de depósitos y choferes de vehículos», afirmó Bastitta, quien subrayó que «también hubo empresas chicas que empezaron a crecer en este escenario».

Indicó que «el comercio electrónico era un sector que no terminaba de despegar, que tenía un potencial desperdiciado», y puntualizó que «los volúmenes crecieron cuatro veces durante la pandemia».

En la misma línea, el director ejecutivo de Andreani, Carlos Cirimelo, señaló que «aquellas empresas que abastecían sectores que estuvieron o están paralizados, por ejemplo los restaurantes, han visto muy deteriorada su facturación».

«Por el contrario hay segmentos como el farmacéutico, alimentos, comunicaciones, recolección de residuos, abastecimiento de cajeros automáticos, entrega de tarjetas de crédito y el comercio electrónico donde se ha puesto muy de relevancia la importancia estratégica», indico Cirimelo.

Precisó que «durante la pandemia se han sumado a la compañía más de 1.500 personas», y subrayó que la empresa proyecta «una inversión superior a los US$ 16 millones para los próximos 18 meses, para desarrollar plantas de operaciones logísticas y sucursales de cercanía en todo el país».

También el director comercial de DHL Express, Leandro Florio, remarcó que «abril fue el peor mes de la pandemia, porque los clientes estaban parados», y añadió que «en julio volvimos a los niveles del año pasado».

«Nuestro volumen creció fuertemente. En agosto creceremos 10%», precisó Florio, quien indicó que «en mayo DHL incrementó un 5% el personal para afrontar ése aumento de volumen».

Destacó que «hay pequeños emprendedores que antes vendían sus productos de manera doméstica y acá vieron la oportunidad de salir al mundo», y puso de relieve que «hay nueve pymes que el año pasado estaban de la mitad para abajo entre los 1.300 clientes de la compañía, y por la pandemia están ahora entre los 50 principales».

«Vemos una oportunidad muy grande que se desarrolló fuertemente con la pandemia, de exportaciones courier desde Argentina al mundo, en particular a Estados Unidos y Europa», afirmó Florio, quien ejemplificó que «los productos de cuero y las fundas para celulares crecieron cuatro veces más que al año pasado».

Por su parte, el presidente de la Asociación Argentina de Logística Empresaria (Arlog), Raúl Garreta, sostuvo que «con la pandemia, cambió la logística», y señaló que «muchas de las empresas de transportes dejaron de trabajar, sobre todo las más pequeñas, y cayó el volumen de carga y de operaciones».

Sin embargo, afirmó que «hay una situación puntual que es el crecimiento del comercio electrónico», y consideró que «a partir de ahí aparece una necesidad de logística con un concepto diferenciado».

«No estábamos acostumbrados a comprar por internet, y hubo que acostumbrarse, y se adoptó este esquema de abastecimiento de productos que se maneja por comercio electrónico», indicó Garreta, quien remarcó que «lo que está pasando es que la gente aprendió a comprar por internet, le gustó, y el crecimiento de este segmento que el año pasado fue del doble, este año lleva más del triple».

En tanto, el secretario general de la Federación Argentina de Entidades Empresarias del Autotransporte de Cargas (Fadeeac), Martín Borbea Antelo, explicó que «hubo una fuerte baja cuando fue el cierre de la actividad en la primera cuarentena, en coincidencia con el parate de la industria», y destacó que «el boom del comercio electrónico aceleró un proceso que se esperaba sucediera en cinco años y en forma paulatina».

«Es uno de los sectores del transporte y logística que estamos viendo con mayor crecimiento de la actividad. Es una de las pocas que creció», afirmó Borbea Antelo, quien subrayó que «todo lo que está ligado al consumo creció. En puestos fijos no se vio una disminución. Hubo un aumento en la demanda del sector vinculado con el comercio electrónico que no está cuantificada».

Por su lado, el presidente de la Cámara Empresaria de Operadores Logísticos (Cedol), Hernán Sánchez, indicó que «durante la pandemia la actividad operó para garantizar el abastecimiento de productos de primera necesidad y farmacéuticos, lo cual llevó tranquilidad a la población», y remarcó que «eso funcionó y habla muy bien del sector».

También destacó que «hubo que readaptar los procesos de muchas de las compañías a la venta electrónica», y señaló que «muchas de las compañías sostenían esta modalidad, pero se vieron muy exigidas en la demanda».

«Y se comenzó a trabajar para atender esa demanda. En el sector no hubo despidos de trabajadores. Hubo demandas puntuales en empresas relacionadas con la distribución domiciliaria. Y el resto del sector más diversificado relocalizó personal al servicio de comercio electrónico», precisó Sánchez.

A %d blogueros les gusta esto: