Desde el Banco Central destacan el Proceso de Desendeudamiento Externo del Sector Privado

El vicepresidente segundo del Banco Central (BCRA), Jorge Carrera, destacó el “fuerte desendeudamiento externo privado” y el panorama favorable que se perfila tras la reestructuración de los compromisos con los bonistas.

El resultado de ese proceso, proyectó Carrera, “será un nivel de deuda pública externa moderado, con bajos pagos iniciales, un bajo endeudamiento privado y superávit comercial razonable”.

El funcionario explicó que una razón clave por la cual un gran superávit comercial como el actual no es comprado por el Central y aumenta las reservas “es que las empresas privadas estuvieron cancelando y precancelando deuda externa comercial y financiera”.

“Este proceso de desendeudamiento abrupto se inició en 2018 con la crisis de deuda en el Gobierno anterior y se acentuó en 2020”, recordó el vice del BCRA en una serie de posteos publicados en su cuenta de Twitter.

Por lo tanto, añadió el economista, si bien las ventas el exterior exceden a las compras “creció la demanda de dólares para cancelar deuda externa”, tanto por financiación de las exportaciones como de las importaciones.

Cuando se normalice el tema de la deuda externa pública, confió el funcionario, “se debería normalizar tanto la dinámica de la deuda comercial, que tiene un costo muy bajo, como de la deuda financiera privada”.

Según Carrera, las grandes empresas “podrán aprovechar tasas bajas en el exterior para inversiones a largo plazo y no hacer crowding out (desplazar) en el mercado local a las PyMEs”.

El funcionario citó luego datos del Informe sobre Evolución del Mercado de Cambios y Balance Cambiario, presentado el viernes.

Según ese análisis, en julio, en el marco de las flexibilizaciones normativas dictadas por el Central para atender las necesidades comerciales particulares de distintos sectores productivos, los pagos de importaciones de bienes a través del mercado de cambios totalizaron US$ 3.467 millones.

Es decir, unos US$ 1.100 millones por encima de los pagos de junio y por encima de la estimación de importaciones de bienes en valor FOB para el mes.

“Esto implicaría en el agregado un desendeudamiento externo de las empresas y/o un aumento de sus acreencias con sus proveedores del exterior”, resaltó el informe del Banco Central, citado por Carrera.

A %d blogueros les gusta esto: