Automotrices incrementarán su producción para alcanzar 250.000 unidades en 2020

Las terminales automotrices se comprometieron hoy a aumentar su volumen de producción en 20.000 unidades, de las cuales 15.000 se destinarán a la exportación para alcanzar de esa manera una producción anual mínima de 250.000 vehículos, anunció la Asociación de Fábricantes de Automotores (Adefa).

Se trata de un Compromiso para la reactivación de la producción, el mercado interno y la exportación que también permitirá asegurar el abastecimiento de las unidades importadas necesarias para complementar la oferta local, estimadas en alrededor de 96.000 unidades en lo que resta del año.

Con este mecanismo de incremento de vehículos de producción local con compromiso de exportación y el abastecimiento de unidades para completar el line up de las marcas, el sector estima que la balanza comercial de vehículos para el 2020 cerrará con un superávit de US$ 1.776 millones.

El presidente de Adefa, Daniel Herrero, explicó que «el sector se encuentra trabajando para recuperar el nivel de actividad previo a la pandemia y sin dudas es un esfuerzo que requiere de previsibilidad para poder planificar».

En ese marco y en función del diálogo establecido las terminales asumieron «un compromiso que respalda los planes de aumentar la producción y exportación sin descuidar la provisión del mercado interno».

«Estas son las bases para poder seguir trabajando en el crecimiento de toda la cadena de valor y posicionar a la Argentina como una de las grandes bases regionales de la industria automotriz en Latinoamérica», afirmó Herrero.

En base a estas proyecciones el gobierno y la cadena de valor coincidieron que están dadas las condiciones para completar el año con una producción de 250.00 unidades producidas en el país, de acuerdo al comunicado difundido esta noche por la entidad fabril.

Así se acordó como parte de las instancias de diálogo que las terminales vienen desarrollando con el Gobierno, los gremios y la cadena de valor.

Teniendo en cuenta el contexto que atraviesa el sector en general, «se establecieron las bases de la actividad industrial y comercial hasta fin de año» con el objetivo de brindar la previsibilidad necesaria para impulsar la recuperación de los volúmenes de producción y ventas, explicó Adefa.

En este marco, las terminales automotrices se comprometieron a aumentar su volumen de producción en 20.000 unidades, de las cuales 15.000 se destinarán a la exportación para alcanzar de esa manera una producción anual mínima de 250.000 unidades y asegurándose las necesidades de aprovisionamiento tanto de partes como de unidades terminadas.

En base a estas proyecciones el Gobierno y la cadena de valor coincidieron que están dadas las condiciones para asegurar el abastecimiento de la unidades importadas necesarias para complementar la oferta local.

Estas estimaciones alcanzan las 96.000 unidades importadas en lo que resta del año, considerando un mercado interno total de 290.000 unidades.

Las automotrices acordaron continuar monitoreando con el Gobierno el nivel de la demanda de manera de poder tomar las medidas pertinentes que permitan ajustar los niveles a la demanda futura.

Las terminales venían desarrollando en las últimas semanas una serie de reuniones con el ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, y el secretario de Industria, Ariel Schale, acerca de la situación que enfrentaba cada compañía en el marco de la reanudación de actividades.

En las mismas las automotrices plantearon la necesidad de poder contar con las unidades importadas que requerían autorización para salir de la aduana y que permitiría responder a la demanda de unidades 0 kilómetro en las concesionarias.

En las charlas, el Gobierno planteaba la necesidad de poder equilibrar la balanza del sector que además de los vehículos terminados incluye el intercambio de autopartes, en las que el país es fuertemente deficitario.

Con este mecanismo, el sector estima que la balanza comercial de vehículos para el 2020 cerrará con un superávit de US$ 1.776 millones; y se continúa el trabajo conjunto para mejorar la competitividad y lograr una mayor integración a lo largo de toda la cadena de la industria.

A %d blogueros les gusta esto: