De Piero: “El abordaje de la salud mental es de corte interinstitucional”

El secretario de Salud Mental y Adicciones, David De Piero, destacó la jerarquización del área a su cargo, por parte del Gobierno Provincial y reconoció que el desafío que tiene por delante “es grande y variado, en este contexto tan específico que estamos viviendo”, no sólo a nivel provincial sino, también, nacional y mundial.

“Hay que orientar y determinar las políticas a seguir en materia de Salud Mental, a nivel provincial, para una mejor atención; tanto de los propios efectores que dependen de esta Secretaría como de los servicios de Salud Mental que dependen de los hospitales y de los Centro de Atención Primaria de la Salud” observó el funcionario.

En ese sentido anotó la necesidad de “fortalecer los recursos, generar dispositivos y reevaluar los que ya están en funcionamiento” dijo en el entendimiento que el abordaje de la Salud Mental “es básicamente de corte interinstitucional”.

El licenciado De Piero aclaró, no obstante, que en el ámbito de la Salud Mental “hay un saber hacer muy importante” con un equipo compuesto por “psiquiatras, psicólogos, trabajadores sociales y operadores con mucha experiencia en terreno” situación que “no se da en cualquier lugar”.

En ese marco, destacó que la gente que viene trabajo “conoce el tema, tanto en lo atinente a la problemática de consumo como en salud mental”.

En cuanto a las dificultades que enfrentan, dijo que “la pandemia nos redujo muchas posibilidades de trabajo, porque si bien está bueno poder contar con la posibilidad de la atención telefónica, es una herramienta que tiene muchas carencias y un impacto en la subjetividad que uno deberá ir viendo”.

“Pero no es lo que uno buscaría hoy para atender a un paciente”, observó, para agregar también el hecho de haber tenido que reducir el uso de espacios físicos, inclusive en la cantidad de consultorios, para mantener el distanciamiento necesario y prevenir el contagio de Covid-19, “destinando más espacio para el personal y la Sala de Espera de manera que no se acumule mucha gente en un lugar”.

El Secretario de Salud Mental y Adicciones anotó que ante la situación enunciada “también provoca que la atención presencial también se vea afectada por cuestiones de infraestructura, que es la misma de siempre pero que en este contexto debe utilizarse de manera distinta”.

“Así que tenemos un impacto en los equipos y en el trabajo, que tiene que ver con la actual situación que nos obliga a tomar otros recaudos para cuidarnos y cuidar a la gente que recibe atención es nuestras instituciones”, manifestó.

De Piero reconoció “que va a ser muy relevante la presencia, la lectura y la intervención de Salud Mental” en la gestión de la pandemia y la post pandemia, “porque hay personas que padecen, o que van a padecer, problemáticas más específicas de salud mental”.

“Esto va a merecer la atención, acompañamiento y un modo de atención específico”, adelantó, para agregar como “otro capítulo a tener en cuenta, el trastocamiento de la vida cotidiana y el acompañamiento en las medidas que se vayan implementando para las aperturas o para el nuevo cierre de actividades”.

En este último aspecto consideró que “ya no será tanto la intervención directa sobre cada ciudadano sino sobre las instituciones que intervienen”.

“Así que van a haber intervenciones directas, que son las que se vienen haciendo pero que será necesario reforzarlas, sobre ciudadanos con situaciones psicopatológicas; e intervenciones a realizar sobre instituciones, como por ejemplo los colegios, ya que en algún momento volverán las clases y en ese reencuentro tendrá que haber un proceso de readaptación”, subrayó.

A %d blogueros les gusta esto: