Crece la Deuda por Coparticipación del Gobierno Provincial con la Municipalidad de Ushuaia

Lejos de resolverse el flujo de fondos de coparticipación federal, coparticipación provincial y regalías que debe transferir el Gobierno de la Provincia a la Municipalidad de Ushuaia en tiempo y forma, la deuda actualmente supera los 400 millones de pesos y en lo que va de febrero, la ciudad recibió menos del 10% de lo que correspondía al mes de enero.

Las autoridades de Economía de la Municipalidad capitalina elevaron reclamos a lo largo de todo el año 2020 y por vía administrativa, por las injustificadas demoras en las que incurre la administración de Melella al retener fondos que no le pertenecen. La actual Secretaria de Economía y Finanzas de Ushuaia, C.P. Brenda Tomasevich, indicó que el Gobierno de la Nación envía todos los días los recursos nacionales a cada una de las provincias y, de igual modo, cada provincia debe distribuirlo a sus municipios de acuerdo a los porcentajes que fijan las leyes por las que se rigen. “Se trata de fondos que son de todos los vecinos y vecinas, para el funcionamiento de la ciudad que brinda servicios. No son fondos que reclama el intendente para sí, sino que se trata de fondos que le corresponden a la ciudad y que deben ser enviados en tiempo y forma, con criterios que ya fueron acordados”, sostuvo la funcionaria.

“Sería imposible pensar que el gobierno nacional, como tiene mayores responsabilidades y estamos en una situación de pandemia, se le ocurra no enviar la coparticipación a la provincia. Esto no es así, por eso el envío de coparticipación que cumple Nación es un goteo diario; ingresan los recursos a la Nación y automáticamente se distribuyen los porcentajes a los Estados provinciales y estos deben remitir los porcentajes correspondientes a cada una de sus ciudades. El actual gobernador fue antes intendente y sabe muy bien las dificultades que esto genera para hacer frente a las necesidades de los vecinos y vecinas. Lo sabe muy bien, por eso sorprende que lleve adelante las mismas prácticas”.

Pudo saberse que la Provincia mantiene una deuda de coparticipación nacional por ingresos federales, coparticipación provincial por los ingresos de AREF y de regalías hidrocarburíferas por un importe que supera los 400 millones de pesos, que en el último tiempo se fue incrementando cada vez más. En la primera semana de febrero ni siquiera se alcanzó al 10% de lo que le correspondía recibir por el mes de enero, ya finalizado.

En cuanto al tiempo de demora, está rondando los 35 días y la deuda sigue creciendo día a día. “La demora dificulta las finanzas municipales generando una incertidumbre vinculada al giro de la coparticipación y las decisiones que tenemos que tomar. Dificulta la planificación de los pagos en un momento dónde la obra pública está en cada espacio de la ciudad. Son recursos municipales y de los vecinos de nuestra ciudad”.

Por otra parte, continúan las dificultades para el acceso a la información sobre la recaudación provincial. “La información nacional se actualiza varias veces en el día y cualquier ciudadano puede acceder a esos datos, lo que nos permite además hacer un seguimiento de los recursos que se envían diariamente y varias veces al día. Pero, lamentablemente esa situación no se replica en la provincia con la información de los ingresos por recaudación provincial. Y eso debería ser público y diario. Ninguna de las dos condiciones se cumple, ni es pública la información, ni es diaria la transferencia”.

Esta situación ataca el principio de autonomía municipal poniendo en riesgo la gestión del ejecutivo en cada una de las prestaciones y servicios para los vecinos. Estos recursos son los que permiten tener la ciudad limpia a través de la recolección de residuos, el embellecimiento, el mantenimiento de las plazas y paseos, con los que se hacen obras, el refuerzo en políticas sociales y sanitarias.

A %d blogueros les gusta esto: