Cultura: Malvinas, Mi Casa es “Un registro en primera persona que relata al Pueblo en 1823”, dijo Clara Vernet

En la última sesión del Parlamento fueguino, la Cámara puso en valor el trabajo en el libro “Malvinas, mi casa” de Marcelo Luis Vernet, declarado de interés Provincial por unanimidad. La obra, relata en primera persona, a través del diario íntimo de María Sanz, esposa de Luis Vernet, la vida familiar en el archipiélago fueguino.

Por iniciativa del bloque de la UCR y con la presencia de Clara Vernet, hija del autor, la Legislatura sancionó la declaración que fue acompañada por los Parlamentarios como de Clara Vernet, contó, en cuarto intermedio, la gratificación que le significa llegar a Ushuaia con el material que forma parte de la historia Argentina, pero además, que el contexto sea en la capital de las Islas Malvinas. “El libro contiene historia documentada de nuestra soberanía que están en el archivo nacional de la Nación”.

Los Legisladores recibieron una copia del libro de mano de Clara Vernet y mantuvieron una charla informal en la última sesión de la Legislatura de Tierra del Fuego.

El libro, es el resultado de la recopilación de los hijos de Vernet, sobre los diarios íntimos de María Sanz y Emilio Vernet. Por un lado la obra está dividida en, “Vísperas al diario de María Sáenz de Vernet, y el segundo relata la historia posterior con documentos, mapas, cartas y actos que se encuentran en el archivo de la Nación, no es una novela, no es ficción, es la historia verídica de una familia relatada a partir de 1829 en territorio malvinero”

En dialogó con una de las autoras del libro, Clara Vernet, hija del escritor original del libro Malvinas, mi casa. Marcelo Luis Vernet fue poeta, escritor, dramaturgo, educador y férreo defensor de las causas justas. “Malvinas es causa de la patria grande y bandera global para los pueblos pobres de la tierra, porque Malvinas cuestiona y enfrenta la torcida razón de los poderosos, supo decir en sus escritos. Vernet representó al país en el Comité Especial de Descolonización de Naciones Unidas “Cuestión Malvinas” en los años 2007, 2009, 2012 y 2014. Murió en su ciudad natal, La Plata (Buenos Aires) en 2017.

La obra que escribió relata su entrañable historia familiar en Malvinas, con testimonios en primera persona. Clara, cuenta que junto a su hermano, José Luis y Uriel Erlich emprendieron la construcción y camino para dar a conocer el material recopilado y escrito por su padre.

“El corazón del libro es el diario de María Saez” – relató Clara-. Esposa de Luis Vernet, “viaja a las islas en julio de 1829 tras el nombramiento como comandante político militar de las Islas”. El decreto de creación de Comandancia, de nombramiento del 10 de junio, “que hasta el día de hoy lo recordamos, fija residencia en Malvinas. Viajan junto a sus tres hijos, Luis Emilio, Luisa, Sofía que todavía no caminaba, y Matilde que nació en las Islas, el primer nacimiento registrado”, continúa.

El material cuenta que el Comandante viaja con 23 familias de distintos países y procedencias, que van a sumarse a la población ya existente en las Islas, alrededor de 100 personas. La sociedad, dice, estaba compuesta por “trabajadores rurales en un proyecto de asentamiento que venía desde 1823, que trata sobre la generación y creación de estancias en la Isla Soledad”.

“El libro cuenta la historia y gesta de este pueblo argentino en Malvinas y lo hace a través de la mirada de María, de su diario personal, que lo compone en seis meses, y da cuenta de lo que vivió”, detalla Clara Vernet.

En la descripción de María, cuenta que era “una mujer que escribe para obtener un registro personal, muy de la época, que hoy se transforma y es parte de nuestro acervo histórico, documental, de testimonio, de nuestra soberanía encarnada”.

Además, Malvinas, mi casa, cuenta con una segunda parte: El diario de Emilio Vernet, hermano de Luis, que es el primero de los Vernet que se asienta y es el que más tiempo permanece en Malvinas. “El que más material ha recolectado, entre documentos y testimonios, indispensables para la soberanía de Malvinas”.

SOBERANÍA EN CONSTRUCCIÓN

Describe Clara: “Hay una historia larga de Malvinas que nos antecede, que comienza cuando nacimos. Hay un primer registro en nuestros papeles oficiales que data de 1810, apenas cinco días después de la Revolución de Mayo. El 30 de mayo, el último gobernador español se presenta ante las nuevas autoridades para que le paguen las deudas que había contraído por su gobernación en Malvinas”. Sobre esto existen los documentos plasmados en el libro.

Mediante resolución y documentos oficiales, “se fija un presupuesto para las Islas Malvinas, que no deja de ser un dato de color, lo fijaron como un barco en el mar. Imaginemos ese contexto, sin embargo, las Malvinas son parte de nuestras responsabilidades y de nuestro espacio territorial soberano”, expresa.

En su recorrido, la hija del autor relata distintos actos que “hemos ido construyendo como pueblo, como Nación” y a continuación ejemplificó: “En 1813 se mencionan las Islas en nuestros documentos oficiales, con la expedición de permisos para la pesca en la zona; cartas de San Martín solicitando ayuda en 1816 porque había presos, para que se incorporasen a los ejércitos de la independencia”. Es decir, “está en nuestros papeles oficiales, estaba y está dentro de nuestro proyecto de país. En 1820 se iza por primera vez la bandera Argentina en Malvinas”, relata Carla.

En otro pasaje, recuerda que en su familia, “Malvinas es relato de reunión; es llegar al 10 de junio y dar el discurso; es ver en las bibliotecas familiares tomos con la historia de las Islas y particularmente para mí, es recordar a mi papá.

Malvinas es “esa patria inconclusa, ese testimonio de injusticia de lo que no queremos, es desafío de seguir adelante con nuestro reclamo, es la gesta de todos los que nos encontramos y empujamos muy fuerte, un tema que nos atraviesa y no quedan dudas que debemos seguir adelante porque nos asiste la razón, porque es esa forma de construir que no queremos, la imposición”, define Clara Vernet.

Consultada por Prensa Legislativa acerca de los objetivos de llevar adelante la publicación y divulgación del material contó que “el poder meternos y comprender, para que todos seamos parte y carne de esta historia grande y larga de Malvinas. Ahí vamos a encontrar las pistas para el futuro, vamos a poder encontrar las salidas y algunas encerronas que nos planteó nuestra vida”.

Anotó que comparten el dolor y los horrores de la guerra, “reivindicamos con profunda admiración a los Veteranos que nos guían y reclaman memoria, verdad y justicia”.

“Si fue parte de nuestro proyecto como Nación, esa historia nos permite pensar en ese futuro que existe y es posible. Es el motor que nos lleva todos los días a seguir llevando la voz y la historia, porque sabemos que volveremos a Malvinas. Y es en esta historia contextualizada es donde encontraremos las respuestas concreta de volver a ellas todos estos antecedentes históricos, relatos de pueblo, todo lo que a partir de 1833 se fue construyendo, todos los reclamos, el apoyo de los países latinoamericanos, apoyando el reclamo soberano de Malvinas”.

“Pretendo con este libro aportar a tantas voces, a tanto trabajo, investigadores, argentinos, militantes, que tienen qué contar sobre Malvinas, porque hay mucho que contar, en esa construcción vamos a estar más cerca de pensarnos nuevamente como pueblos argentino de Malvinas”, concluyó Vernet.