Ayer se transfirieron 86 millones de pesos al municipio de Ushuaia

El Ministro de Finanzas Públicas de Tierra del Fuego, Antártida e Islas del Atlántico Sur, Guillermo Fernández habló sobre el pago de coparticipación a los municipios e indicó: “el viernes pasado estábamos con una demora de 22 días en las transferencias y no 40 como se dijo.

Estuvo centrado en las dificultades que tuvimos en los meses de marzo y abril porque no teníamos trabajando al personal del Ministerio de Finanzas y de AREF como normalmente se hace”.

Y agregó: “eso generó obviamente demoras administrativas, pero los primeros días de abril completamos los días que faltaban y comenzamos a transferir de manera regular. Nosotros habíamos acordado hacer las transferencias en menos de treinta días y tenemos un programa de los días martes y viernes que se fue respetando hasta que comenzó el aislamiento preventivo y obligatorio”.

“Ayer transferimos los fondos que correspondían hasta 17 de marzo y hoy tenemos un retraso de 20 días, la mitad de lo que alegan los municipios. Es cierto que enviaron cartas documento y en las mismas se observa la falta de registración de algunos recursos”, subrayó el funcionario.

Y precisó: “desde tesorería se remite en forma mensual la información necesaria para que se puedan hacer las conciliaciones. En virtud de eso se respondió la carta documento de Ushuaia informándole de esta situación, aclarándole algunas diferencias que teníamos en cuanto a los números que ellos expresaban y además les recordamos unas sumas que recibieron de aportes no reintegrables el año pasado”.

“Ayer se transfirieron 86 millones de pesos al municipio de Ushuaia y continuamos con el mismo cronograma. Respetamos las opiniones pero los retrasos no eran tales. La tramitación se torna compleja con el escenario actual. Y con Río Grande hicimos exactamente lo mismo, transferimos los fondos como corresponde y mantuvimos la misma demora en cuanto a los días”, remarcó Fernández.

Y destacó: “les hicimos saber desde un principio a los municipios sobre la dificultad de transferir en los plazos que ellos exigen porque hay razones administrativas que lo impiden. Lo que no me parece bien es que se nos atribuyan una conducta de querer perjudicarlos cuando no es así y no lo ha manifestado nunca de esa manera el gobernador”.

“No es una deuda que tenemos con los municipios sino un atraso, una demora obvia porque no todos los compañeros tienen los recursos para trabajar desde sus casas”, aclaró el ministro de finanzas públicas.

Y concluyó: “además realizamos gestiones para que lleguen fondos a la provincia enviados por nación para poder atender la pandemia y que debía destinarse en particular a salud.

El gobernador los compartió con los municipios aún cuando dos servicios esenciales para la provincia están a cargo del Gobierno, por un lado el sistema sanitario y por otro el sistema educativo”.

A %d blogueros les gusta esto: